DESTINO VILARIÑO (2ª parte)

 

Son esos seres maravillosos que están a nuestro lado desde que nacemos. Que sufren en silencio si nos ven sufrir,  aunque son capaces de mantenerse como si nada pasase por su cabeza.

Son esas personas a las que tememos cuando se enfadan pero adoramos de todos modos. Queremos seguir sus pasos en los primeros años de nuestras vidas mientras nos sentimos protegidos si están a nuestro lado. Se sienten orgullosos de todo lo que hacemos pero, sobre todo, orgullosos cuando nos esforzamos por conseguir algo. Nos dan las pautas a seguir por su experiencia, soñando que algún día podamos volar solos. Esos seres maravillosos son los padres.

Y en esta segunda parte de #destinovilariño asistimos a una cata de los vinos de Xiana… en la casa rural Anamá en Entrecinsa y desde luego los padres han tenido mucho que ver. Por un lado Xiana toma las riendas de la pequeña bodega de su padre cuando a este le diagnostican una enfermedad degenerativa que le imposibilita mantener la exigencia del trabajo en la bodega y por el otro lado la casa rural la compra José Ramón a petición de su hija Ana María (Anamá) que, quién sabe si fue hechizada por el revoloteo de las hadas que allí habitan y tuvo la necesidad de transformar una vieja casa medio quemada, en un lugar de ensueño y poder compartirlo con las gentes que se acercan a Vilariño para desconectar y vivir otra vida.

Un lugar maravilloso para conocer los maravillosos vinos de Xiana Domínguez de  Bodega Chao do Couso. Tanto Alcouce como Xiana son vinos con matices diferentes y muy agradables.

Xiana. Tinto Mencía cien por cien con una etiqueta muy personal ya que es la propia Xiana quién aparece en ella, con sus montañas de Trives y el embalse del Cenza (lugar muy especial para ella). Un dibujo realizado con mucho cariño por su amiga Cris Ouro y el diseño de la mismas obra de Marta Conde de Conxenia.

Ficha de cata:

Fase Visual: Muy vivo, con una capa intensa. Rojo picota muy intenso y un ribete azulado muy brillante. Lágrima prolongada reflejo de un vino muy glicérico.

Fase olfativa: Nariz muy fina, con una intensidad que va aumentado a medida que el vino está en la copa. Sobresalen los aromas a fruta muy madura (cereza, ciruela, mora) muy sutil y persistente.

Fase gustativa: Estructura en boca intensa con tanino dulce muy prolongado, carnoso, maduro y con una astringencia muy agradable, con una persistencia prolongada y un intenso retrogusto.

Otro vino de la bodega Chao do Couso es Alcouce, vino que ya elaboraba el padre de Xiana y esta quiso mantener tal cual.

Ficha técnica:

Elaboración. Vendimia normal, fermentación en acero inoxidable a una temperatura de 28-30 grados centígrados, una vez terminada se deja entre 25-30 días terminada la maloláctica. Se trasiega a las barricas donde permanece 2 años. Las barricas son de roble francés y americano de varios vinos. Se saca a depósito, se tiene 6 meses decantando, se trasiega, embotella y sale al mercado a los seis meses.

Cata. Alta intensidad aromática, color granate con ribetes violáceos, aroma complejo e intenso en el que se mezclan olores a frutas del bosque con notas de crianza de madera muy sutil (cacao, café) y con un fondo minera y de variedad Mencía. Boca intensa, carnoso, cálido, tanino dulce, acidez viva y final de boca persistente. Consumo de 2 a 10 años.

Y quizá sean las hadas que hacen de Casa Anamá un lugar mágico en el que hospedarse en vuestra visita a Vilariño de Conso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.