LA SIDRERIA Pintxoteca, Vigo.

 

En esta ocasión solo hemos necesitado la ayuda de nuestra memoria gustativa, recordando nuestra fugaz visita a Hondarribia para disfrutar, en esa esquinita de Euskadi, de toda una gastronomía o, mejor dicho, de todo un pensamiento gastronómico.


Una tosta no es algo sobre una rebanada de pan, ni un pincho un bocado con el que tapar un agujero en el estómago. Son, sin duda, todo un concepto de trabajo y calidad de producto en miniatura. Es disfrutar en un bocado (o tres) de horas y horas de trabajo para que el resultado final sea una amalgama de sensaciones, sabores y un sentimiento de culpa por no haber pedido otro igual al que te acabas de comer sin pensar que el siguiente puede ser igual o mejor.

Una identidad gastronómica, la vasca, de la que en Vigo carecemos (o al menos personalmente ignoro) dejando eso sí, a un lado el marisco en general y nuestros mejillones en particular, no encuentro un plato elaborado que sea propio de Vigo a no ser aquella tarta Llanderas de hace ya tropecientos y pico años.

 

Pero mientras seguimos buscando nuestra identidad gastronómica, podemos disfrutar de platos foraneos que casados con productos de nuestra tierra dan unos resultados formidables.

En  La Sidrería además de esos maravillosos pinchos, combinan productos vascos y gallegos para ofrecernos unos platos, ¿qué digo platos? platazos, en los que se aprecia con total claridad un trabajo de cocina excelente.

Siguiendo los consejos del maravilloso personal de sala y nuestra curiosidad gastronómica, optamos por:

Espárragos blancos frescos en tempura con tartar de tomate y jamón ibérico. Una auténtica pasada. El sabor del espárrago como protagonista y el del resto de ingredientes acompañándolo de manera magistral.

Setas de temporada con huevo de caserío y foie fresco. Es una debilidad lo mío con la mezcla de setas (o trufa) y el huevo. Un sabor a tierra, humedad, a otoño estando en invierno. Una delicia. Huevo poché con el foie a la plancha y un guisito con las setas que quita el sentido.

Rabo estofado de vacuno gallego. La potencia de este plato es algo alucinante. Un rabo de vaca (o ternera) con un fondo oscuro impresionantes. Muy potente.

Escalopines de solomillo de vaca gallega con idiazabal. Aunque la foto no le hace justicia es un plato muy recomendable. Muy simple, los trocitos de solomillo aliñados con el famoso queso vasco, un matrimonio de diez.

En definitiva, un nuevo lugar donde comer bien y divertirse probando recetas vascas o semivascas en el casco viejo de Vigo. Un lugar para ir y repetir.

La Sidrería Pintxoteca

Rúa Teófilo Llorente, 53, 36202 Vigo, Pontevedra

674 95 54 64

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *