Y DE MINIBURGUERS

 

Llevaba Dora varios días (o semanas) rompiéndome la cabeza con que quería probar unas miniburguers de mi mano.

Las miniburgues es una tapa muy agradecida porque por poco que le añadas casi siempre es un bocado apetecible, aunque está claro que si lo que va entrepanes es de calidad será mucho mejor.

En esta ocasión hicimos unas miniburguers de ternera gallega, queso de cabra semifundido con el soplete de cocina y cebolla caramelizada para darle un punto dulce al queso. Una fusión de sabores fuertes que se llevan de maravilla.

Por otro lado fueron otras miniburguers de salmón,una rodaja de tomate natural de casa y un alioli de manzana y membrillo que me tiene loco.